17 ene

Realidad Aumentada Aplicada a la Educación

La Realidad Aumentada (RA) es una tecnología que de manera progresiva se está convirtiendo en parte de nuestras vidas, incorporándose en diferentes ámbitos. Gracias a ella podemos combinar elementos virtuales con el entorno físico real, dando como resultado una realidad mixta, sin llegar a reemplazar la realidad física. Esto proporciona otra perspectiva diferente para facilitarnos el desempeño de muchas actividades. Para ello es necesario el uso de un dispositivo (Smartphone, Tablet, videoconsola, PC, gafas de RA…) que disponga de una pantalla, una cámara y un software de realidad aumentada. De esta manera la información se vuelve digital e interactiva.
Uno de los ámbitos donde es muy interesante el uso de la RA es en la educación, pudiendo emplearse en exhibiciones, museos y parques temáticos, pero también en el propio aula. Pero ¿qué se puede hacer con la RA dentro del ámbito educativo-pedagógico? A continuación se citan algunos posibles ejemplos:

    • Mejora de la interactividad de los libros de texto, pudiendo llegar a visualizar objetos en 3D, dotando de una nueva perspectiva al alumno de aquello que se está estudiando, incorporando ejercicios en donde se puedan explorar estos objetos. Por ejemplo en elementos asociados con la arquitectura se podría visualizar una construcción tridimensional completa, dando una mayor facilidad de visión al usuario. Por otra parte, se podría integrar en diversas asignaturas como ciencias, matemáticas, idiomas, educación física, etc. El único límite se encuentra en la imaginación del educador, que es quien finalmente, con la ayuda de la Realidad Aumentada, conseguirá motivar al alumno y contribuir al aprendizaje por medio del descubrimiento.
    • La Realidad Aumentada no se limita únicamente a mostrar elementos 3D, los alumnos también pueden interactuar con ellos. Por ejemplo, mientras visualizan el sistema solar pueden seleccionar el Sol y “abrirlo” para ver cómo está organizado en las diferentes capas. Gracias a este tipo de iniciativas, resulta mucho más sencillo para los alumnos comprender conceptos abstractos o que no podrían ver de ninguna otra manera.
    • A través de la geolocalización la RA puede proveer información sobre la ubicación física o crear escenarios basados en dicha geolocalización, pudiendo diseñar itinerarios sobre ciertos puntos de interés.
    • Se podría emplear como complemento de apoyo al desarrollo de ciertas actividades profesionales, por ejemplo dentro del campo de la medicina, la mecánica o procesos industriales.

En conclusión esta tecnología permite al usuario reforzar el aprendizaje de ciertos contenidos educativos mediante su asociación con el mundo real, con el fin de potenciar el aprendizaje basado en el descubrimiento.

Compartir